Kong: La isla Calavera (2017)

Cartel: Kong: La isla Calavera (2017)
El capitán James Conrad (Tom Hiddleston) lidera una expedición formada por científicos, soldados y aventureros que viajan hasta una recóndita isla del Pacífico rodeada de leyendas y supersticiones. Allí descubrirán que los mitos son ciertos, y que acaban de adentrarse en un mundo primigenio en el que están aislados de todo lo que conocen, un lugar en el que Kong es el rey y en el que se libra una batalla entre el hombre y la naturaleza que transformará su misión de descubrimiento en una lucha por sobrevivir.

Valoración: 6,231.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Kong: Skull Island.
Director: Jordan Vogt-Roberts.
Guionistas: Dan Gilroy, Max Borenstein, Derek Connolly.
Reparto: John Goodman, Samuel L. Jackson, Tom Hiddleston, Brie Larson, John C. Reilly, Corey Hawkins, Toby Kebbell, John Ortiz, Shea Whigham, Jason Mitchell, Marc Evan Jackson, Thomas Mann.
Productores: Alex Garcia, Jon Jashni, Mary Parent, Thomas Tull.
Música: Henry Jackman.
Fotografía: Larry Fong.
Montaje: Richard Pearson.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 118 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Aventuras.
Estreno (España): 10 de marzo de 2017.
DVD (Venta): 14 de julio de 2017.
Distribuidora (España): Warner Bros. Pictures España.
Espectadores (España): 813.173.
Recaudación (España): 5.255.309,06 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 85 / 892.

Fotograma: Kong: La isla Calavera (2017)

CRÍTICA

16-03-2017 – JOSU EGUREN

El dios mono

Primero fue el anuncio de "Skull Island" en la Convención Internacional de Cómics de San Diego, en 2014, luego el traspaso de poderes entre Universal, Legendary Pictures y Warner Bros, correcciones y subrayados en el título -que pasaría a destacar la presencia del rey Kong- y, tras un baile de nombres en el reparto, la designación de Jordan Vogt-Roberts como heredero de una dinastía que se remonta al clásico firmado por Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack en 1933. Ni una sola coma queda al azar en el monsterverso diseñado para que el dios que reina en la isla Calavera se enfrente con la criatura atómica de Ishiro Honda, lo que inevitablemente deja notar su efecto sobre el suspense de un relato que además debe lidiar con una aparatosa y visible acumulación de referencias.

Entonada como una celebración del espíritu 'pulp' consustancial al cine de aventuras en serie B de los años 30 y 40, "La isla Calavera" toma como faro el arqueólogo de George Lucas para sentar las bases de reformulación del mito que amalgama el amor por lo retro con dosis minúsculas de posmodernidad. Dejando a un lado la obsesión de Vogt-Roberts por los destellos de lentes, y el abuso de los microcortes para dinamizar secuencias que sólo están cerca de provocar emoción cuando la escala del plano acentúa el factor humano en contraste con el ruido de lo espectacular, lo más notable de "La isla Calavera" es el sentido del humor que barniza una historia escrita como antesala de un 'crossover' monumental.

Descartando a Tom Hiddleston ("High-Rise", Ben Wheatley, 2015) como sustituto de Indy y sin química posible entre Brie Larson ("Y de repente tú", Judd Apatow, 2015) y la bestia, el segundo tramo de la película se desinfla en cámara iluminada por los destellos de imágenes tan poéticas como estériles, dejando casi sin oxígeno a un clímax en el que lo más importante es averiguar cómo y cuándo Kong abandonará los dominios de su isla misteriosa.

Comentarios