sábado, 25 de marzo de 2017

El bar (2016)

Cartel oficial español: El bar (2016)
Como cada día, un bar del centro de Madrid abre sus puertas. Son las 9 de la mañana y el establecimiento se llena de personas de lo más variopinto. Una de ellas sale con prisa, pero al pisar la calle recibe un certero disparo en la cabeza. Ninguno del resto de clientes se atreve a socorrerla ni a huir. Atrapados en el bar, empezarán a confesar sus pecados. Mientras la tensión y el miedo les hace revelar su verdadera personalidad, empezará a surgir una pregunta: ¿y si el asesino es uno de ellos?

Valoración: 6,133.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: El bar.
Director: Álex de la Iglesia.
Guionistas: Jorge Guerricaechevarría, Álex de la Iglesia.
Reparto: Blanca Suárez, Mario Casas, Carmen Machi, Secun De La Rosa, Jaime Ordóñez, Terele Pávez, Joaquín Climent, Alejandro Awada, Mamen García, Jordi Aguilar, Diego Braguinsky.
Productores: Carolina Bang, Álex de la Iglesia, Mercedes Gamero, Mikel Lejarza, Kiko Martínez.
Música: Carlos Riera, Joan Valent.
Fotografía: Ángel Amorós.
Montaje: Domingo González.
Nacionalidad: España.
Año de Producción: 2016.
Duración: 100 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Thriller.
Estreno (España): 24 de marzo de 2017.
DVD (Venta): 26 de julio de 2017.
Distribuidora (España): Sony Pictures España.
Espectadores (España): 470.472.
Recaudación (España): 2.829.613,16 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 178 / 908.

Fotograma de la película: El bar (2016)

CRÍTICA

25-03-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Barra libre

"El bar" es un 'thriller' sobre el caos, la decadencia y la necesidad de refugio. Con estos ingredientes, Álex de la Iglesia ("Mi gran noche", 2015) ha realizado una película que pasa por ser metáfora de nuestra época, un tiempo que parece buscar a gritos su redención, su plegaria atendida. La película se ambienta en una cafetería en la que se reúne un grupo de esperpénticos personajes, amenazados por un tirador infalible. Lo cual da paso a una película mediocre, en la que su máximo responsable concede barra libre, en cuanto a tensión y suspense se refiere, pero también en lo tocante a su tremendista estética, que va perdiendo agilidad y ritmo conforme avanza en su desarrollo.

Pesimista visión de un mundo sin piedad la que nos ofrece de nuevo el autor de "La comunidad (2000), en la que todos los furibundos personajes que desfilan por la gran pantalla hacen trampas. Hombres y mujeres convertidos en antihéroes, metidos de hoz y coz en una zarabanda enloquecida, que les sobrepasa. De tal manera, que a lo largo de la proyección uno se pregunta: «¿Qué diablos está pasando? ¿Qué hay detrás de todas estas tremebundas exageraciones? ¿Qué se esconde en la trastienda de este retablo excesivo bárbaro?».

Es ahí donde "El bar" no logra guardar las exigibles distancias respecto al material costumbrista del que se sirve, ni desnudar emocionalmente a los personajes, interpretados por un conjuntado reparto, en la que hay de todo, como en botica. Sobre todo si tenemos en cuenta que, en este tipo de descenso a los infiernos cotidianos, se esconde el rostro de una desoladora infelicidad. Asimismo, surgen de tanto en cuanto angustiosos y remotos sentimientos de culpa y expiación, junto a atrabiliarias presencias, antes de perderse en la negra y oscura noche definitiva. Al final, todos acaban perdiendo. Como decía el poeta bilbaíno Blas de Otero: «Desesperadamente, desesperadamente. ¿Hasta cuándo?».

No hay comentarios:

Publicar un comentario