El Sr. Henri comparte piso (2015)

Cartel: El Sr. Henri comparte piso (2015)
El señor Henri Voizot (Claude Brasseur) es un anciano cascarrabias que vive en su apartamento de París. Aunque la soledad no es algo que moleste a este gruñón jubilado, su delicado estado de salud hace que, cada vez más, el día a día se le haga cuesta arriba. Por esto, y en contra de su voluntad, hace caso a su hijo Paul (Guillaume de Tonquédec) y alquila una de sus habitaciones vacías a Constance Piponnier (Noémie Schmidt), una joven y encantadora estudiante. Sin embargo, Henri, lejos de agradecer la compañía, usará a la chica para desatar el caos sobre la boda de Paul.

Valoración: 6,400.

TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: L'étudiante et Monsieur Henri.
Director: Ivan Calbérac.
Guionista: Ivan Calbérac.
Reparto: Claude Brasseur, Noémie Schmidt, Guillaume de Tonquédec, Frédérique Bel, Thomas Soliveres, Anne Loiret, Grégori Baquet, Stéphan Wojtowicz, Valérie Kéruzoré, Antoine Glémain.
Productor: Eric Altmayer, Nicolas Altmayer.
Música: Laurent Aknin.
Fotografía: Vincent Mathias.
Montaje: Véronique Parnet.
Nacionalidad: Francia.
Año de Producción: 2015.
Duración: 95 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Comedia.
Estreno (España): 3 de marzo de 2017.
DVD (Venta): 24 de julio de 2017.
Distribuidora (España): Karma Films.
Espectadores (España): 21.074.
Recaudación (España): 118.229,09 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 397 / 872.

Fotograma: El Sr. Henri comparte piso (2015)

CRÍTICA

07-03-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Vivir de alquiler

Inofensiva comedia sentimental cortada a la medida del veterano actor galo Claude Brasseur (su película más importante puede ser "Banda aparte", 1964, de Jean-Luc Godard), convertido en "El Sr. Henri comparte piso" en un viejo cascarrabias, enfrentado con una dicharachera estudiante, a la que da vida la espontánea recién llegada Noémie Schmidt ("Manual de un tacaño", Fred Cavayé, 2016). Película de regusto inequívocamente francés, basada en una convencional pieza teatral del propio realizador, Ivan Calbérac, cuya nota distintiva son los interminables diálogos costumbristas y un sentido del humor al agua de rosas.

Las opuestas personalidades de ambos protagonistas quedan reflejadas desde el arranque de la función, con sus diferentes formas de comunicarse, de relacionarse, de entender la vida, vista y comprobada la hostilidad del propietario del piso y la frescura y despreocupación de su encantadora inquilina. Una de esas chicas vestidas de verano, capaces de fascinar a todo quisqui. Incluido el irascible Claude Brasseur que, como es lógico y natural, acabará rendido a sus pies. Y con ello no destripamos nada, por cuanto "El Sr. Henri comparte piso" es un enredo tan previsible como en buena lógica era de prever.

Como diría el castizo, a la vejez, mozuelas; resuelto en esta ocasión sin malicia, con desarmante candor, en un conjunto filmado de forma teatral, con una puesta en escena plana, que en muchos momentos no sabe sacar el suficiente partido del entramado construido por su máximo responsable. De ahí que Ivan Calbérac se conforme con el simple oficio, sin resaltar ideas del guión que convenía ser abrillantadas por la realización. De todo ello se desprende un resultado aseado, con escenas que parecen querer rememorar situaciones parecidas desarrolladas en otras películas que tratan el tema de la vejez, del implacable paso de los años, que a algunos ponen más arrugas en el corazón que en la cara.