Mañana empieza todo (2016)

Cartel oficial español: Mañana empieza todo (2016)
Samuel (Omar Sy) es un joven soltero que vive en la costa francesa. Un día, su vida cambia por completo cuando una de sus antiguas conquistas se presenta ante él con un bebé y le informa de que es su hija, para luego desaparecer. Incapaz de afrontar las responsabilidades que implica ser padre, Samuel intenta encontrar, sin éxito, a la madre. Durante 8 años, se forjará entre ambos un inquebrantable vínculo padre-hija, que será puesto a prueba cuando la mujer vuelve para reclamar la custodia de la pequeña.

Valoración: 6,991.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Demain tout commence.
Director: Hugo Gélin.
Guionistas: Hugo Gélin, Mathieu Oullion, Jean-André Yerles.
Reparto: Clémentine Célarié, Cécile Cassel, Omar Sy, Antoine Bertrand, Clémence Poésy, Gloria Colston, Ashley Walters, Karl Farrer, Raquel Cassidy, Anna Cottis, Jay Benedict.
Productores: Stéphane Célérier, Philippe Rousselet.
Música: Rob Simonsen.
Fotografía: Nicolas Massart.
Montaje: Grégoire Sivan.
Nacionalidad: Francia.
Año de Producción: 2016.
Duración: 116 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Comedia.
Estreno (España): 31 de marzo de 2017.
DVD (Venta): 29 de agosto de 2017.
Distribuidora (España): A Contracorriente Films.
Espectadores (España): 520.999.
Recaudación (España): 3.121.644,16 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 200 / 926.

Fotograma de la película: Mañana empieza todo (2016)

CRÍTICA

04-04-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Amor paterno

La insular Gran Bretaña del inquietante Brexit -sobre todo Londres- es uno de los lugares donde transcurre "Mañana empieza todo". Marco representativo de una nación que jamás se ha sentido europea, que siempre se ha considerado un imperio. A diferencia de Alemania, que es una raza, Francia una persona y España «el cincel y la maza», que diría Antonio Machado. En un mundo donde reina la imagen, es desesperante comprobar cómo nuestros políticos, luchando entre sí, son incapaces de comprender el significado de las tenebrosas imágenes sobre una Europa agonizante que nos llega desde la pérfida Albión.

Sam, un joven tarambana, se ve obligado a hacerse cargo de su hija Gloria en una superficial comedia dramática, interpretada por Omar Sy ("Intocable", Olivier Nakache, 2011) y por la recién llegada Gloria Colston. A partir de ahí, la película aporta algunas reflexiones sobre la paternidad, la mayoría con carácter almibarado. De hecho, la cinta exigía un director de más fuste tras la cámara, capaz de describir con elegancia y rigor el diario discurrir de ese padre y de su hija de ocho años: Un amor sin condiciones, un amor hecho visible, un amor paterno, un amor eterno.

Así pues, las inverosímiles peripecias del gran Sam y de la pequeña Gloria son las que marcan la pauta de "Mañana empieza todo", filmadas sin analizar a fondo las pintorescas acciones y reacciones de sus infantiloides protagonistas, embarcados sin ton ni son en una disparatada carrera de obstáculos. Una verdadera lástima, porque en la parte final del filme irrumpe de forma brutal el melodrama puro y duro, resuelto de la manera más gratuita que quepa imaginar. En fin, sea como fuere, este cronista les sugiere la lectura de 'Cuentos para mi hijo Manolito', escritos por el poeta Miguel Hernández. Sobre todo ahora, cuando nos encontramos chapoteando en plena apoteosis de los insensibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario