Nieve negra (2016)

Nieve negra (2016)

Tras morir de su padre, Marcos (Leonardo Sbaraglia) vuelve a su Argentina natal con su mujer (Laia Costa) para enterrarle junto al cuerpo su hermano, fallecido hace años en un accidente familiar. Además, Marcos quiere ver a su otro hermano, Salvador (Ricardo Darín), con el que no ha hablado en 30 años y que, acusado del accidente, vive aislado en la Patagonia, precisamente un terreno que quiere vender Marcos para repartir los beneficios entre la familia. Pero el reencuentro, lejos de ser un trámite, desenterrará sentimientos reprimidos.

Valoración: 5,143.

TRÁILER DE LA PELÍCULA



FICHA

Título Original: Nieve negra.
Director: Martin Hodara.
Guionistas: Leonel D'Agostino, Martin Hodara.
Reparto: Leonardo Sbaraglia, Ricardo Darín, Laia Costa, Dolores Fonzi, Andrés Herrera, Federico Luppi, Mikel Iglesias, Iván Luengo, Biel Montoro, Liah O'Prey, Javier Kussrow.
Productores: Adolfo Blanco, Pablo Bossi, María Luisa Gutiérrez, Axel Kuschevatzky.
Música: Zacarías M. de la Riva.
Fotografía: Arnau Valls Colomer.
Montaje: Alejandro Carrillo Penovi.
Nacionalidad: Argentina, España.
Año de Producción: 2016.
Duración: 87 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama, Thriller.
Estreno (España): 12 de abril de 2017.
DVD (Venta): 24 de octubre de 2017.
Distribuidora (España): A Contracorriente Films.
Espectadores (España): 89.685.
Recaudación (España): 557.528,54 €.

Nieve negra (2016)

CRÍTICA

16-04-2017 – JOSU EGUREN

Reencuentro en la Patagonia

La pureza de un manto virginal corrompido por los oscuros secretos enterrados en el pasado de un siniestro clan roto por la muerte accidental de un niño durante una cacería familiar. A ese conflicto dramático alude el título del segundo largometraje de Martín Hodara (en 2007 codirigió "La señal" con Ricardo Darín), una tragedia en dos actos detonada por el reencuentro de una pareja de hermanos interpretada por Leonardo Sbaraglia ("Al final del túnel", 2015) y Ricardo Darín en una cabaña inhóspita de la Patagonia. Con Laia Costa ("Palmeras en la nieve", 2015) mediando entre ambos, y el talento de Dolores Fonzi y Federico Luppi ahogado en papeles minúsculos, Hodara planea que el misterio de la tensa relación fraternal se desdoble en un trayecto de ida y vuelta desde el presente al pasado, dos mitades que se hacen una mediante flashbacks y un virtuoso encabalgamiento de sonido.

Se aprecia la intención de Hodara de tensionar la atmósfera desde la misma elección de un formato que remite al estándar clásico del celuloide -en ese apartado la fotografía de Arnau Valls Colomer ("Tarde para la ira", 2016) le aporta un plus de distinción-, pero el esfuerzo que despliega para fortalecer la puesta en escena no se corresponde con los valores de un guión que se obliga a sí mismo a forzar casualidades que delatan su inverosimilitud.

Aunque su construcción es precaria y su confianza en el espectador es prácticamente nula, la intriga se mantiene en pie mientras el relato no escapa de esa zona de confort que son los primeros planos a Ricardo Darín ("Capitán Koblic", 2016), austero en la composición de un personaje que esconde mucho más de lo que se adivina a simple vista. No obstante la narración apunta hacia un desenlace que subraya obviedades verbalizándolas mediante imágenes de una ingenuidad que no se corresponde con el paréntesis que cierra la película a modo de dilema moral.

Comentarios