El Reino de las Ranas

Cartel oficial español: El Reino de las Ranas
En "El Reino de las Ranas" están a punto de celebrarse las Ranolimpiadas y el Rey ya ha anunciado que el campeón ganará la mano de su hija. Cuando oye esto, la Princesa decide huir y, vestida como plebeya, se prepara y entrena para conseguir la victoria y acabar con los planes de matrimonio que le tiene reservado su padre. Mientras tanto, una malvada serpiente tiene planeado aprovechar la competición para apoderarse del reino. Para evitarlo, la Princesa se aliará con Mecha, un vendedor ambulante.

Valoración: 3,971.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Frog Kingdom.
Directores: Nelson Shin, Melanie Simka.
Guionista: Liguo Zheng.
Reparto: Animación.
Productores: Xiangfen Meng, Mychal Simka, Liguo Zheng.
Música: Kim Jung, Ham Chun-Ho.
Fotografía: Animación.
Montaje: Xiang Qi Meng, Fei Peng.
Nacionalidad: China.
Año de Producción: 2013.
Duración: 86 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Animación.
Estreno (España): 7 de abril de 2017.
DVD (Venta): 22 de septiembre de 2017.
Distribuidora (España): Paycom Cinema.
Espectadores (España): 3.407.
Recaudación (España): 14.326,48 €.

Fotograma de la película: El Reino de las Ranas

CRÍTICA

08-04-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Ranolimpiadas

Se estrena con cierto retraso una película de animación tan atípica como "El Reino de las Ranas", firmada por el cineasta coreano, afincado en Hollywood, Nelson Shin, en colaboración con Melanie Simka, autora de "Elephant Kingdom". Las peripecias que vienen a continuación tienen lugar en unas trepidantes Ranolimpiadas, en las participa la princesa Froglegs, con el fin de evitar que su padre, el rey de las ranas, la obligue a casarse con el vencedor de las mismas. Así pues, estamos ante la descripción de una rana rebelde, dispuesta a ser libre, a reivindicar sus derechos con todas las de la ley.

El cuento incluye asimismo una malvada serpiente, empeñada en desbaratar los juegos, en colaboración con el maligno capitán Uniojo. Lo cual da paso a una cinta que nos remite de alguna manera a la fábula utilizada por Orson Welles en "Mr. Arkadin" (1955), donde un escorpión, que desea atravesar un río, le pide a una rana que le lleve a su espalda. La rana al final accede. Pero, cuando están en medio del río, el escorpión le pica. Mientras ambos se hunden bajo la superficie, la rana grita: «¿Por qué lo hiciste?» Y el escorpión le responde: «No lo pude evitar, es mi naturaleza».

Los malotes de "El Reino de las Ranas" también ambicionan imponer sus pérfidas intenciones. Sin embargo, ahí están para evitarlo la princesa Froglegs, el joven Mecha, con su cara de estar pidiendo cariño, así como el íntegro inspector Noggin. Simpáticos seres vivos mostrados de forma sencilla, sin el virtuosismo del Walt Disney, Pixar o los estudios japoneses Ghibli, es cierto, pero con el suficiente encanto como para provocar la generosa adhesión del público infantil. Una aventura, en suma, que es como el tesoro enterrado del gnomo: cuando los chiquitajos lo descubran se considerarán afortunados y felices. Y hasta es posible que los absorba el túnel incógnito e ilusionante que lleva a la libertad.

Comentarios