Testigo (2016)

Testigo (2016)

Dos años después de ser despedido, Duval (François Cluzet) sigue en paro. Su destino parece cambiar cuando un enigmático hombre de negocios se acerca a él y le ofrece un trabajo aparentemente sencillo y muy bien remunerado: transcribir escuchas telefónicas. Desesperado por su estado financiero Duval acepta sin tan siquiera preguntar el contenido de las conversaciones, lo que hará que, sin darse cuenta, se vea inmerso en una conspiración política y en la parte oculta del misterioso mundo de los servicios secretos.

Valoración: 6,900.

Testigo (2016)

FICHA

Título Original: La mécanique de l'ombre.
Director: Thomas Kruithof.
Guionistas: Yann Gozlan, Thomas Kruithof.
Reparto: François Cluzet, Denis Podalydès, Sami Bouajila, Simon Abkarian, Alba Rohrwacher, Philippe Résimont, Bruno Georis, Daniel Hanssens, Olivier Bony, Christian Hening, Bernard Eylenbosch.
Productores: Thibault Gast, Matthias Weber.
Música: Gregoire Auger.
Fotografía: Alex Lamarque.
Montaje: Jean-Baptiste Beaudoin.
Países Participantes: Francia, Bélgica.
Año de Producción: 2016.
Duración: 88 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Suspense, Acción.
Estreno (España): 9 de junio de 2017.
DVD (Venta): 21 de noviembre de 2017.
Distribuidora (España): Surtsey Films.
Espectadores (España): 40.147.
Recaudación (España): 238.907,62 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 45 / 977.

Testigo (2016)

CRÍTICA

09-06-2017 – JOSU EGUREN

Las cloacas del estado

Quizá inspirado por los esbozos de la doctrina patriótica de Felipe González, que en referencia a los asesinatos perpetrados por los GAL llegó a afirmar que «el Estado de Derecho se defiende desde las cloacas y desagües», Thomas Kruithof debuta armando las piezas de un 'thriller' político estrenado en Francia bajo el sugerente título de "La mécanique de l'ombre" (La mecánica de la sombra).

A la ópera prima del director francés le persiguen otros fantasmas, especialmente los de Harry Caul y "La conversación" (Francis Ford Coppola, 1974), pero a su favor cuenta con un François Cluzet ("Un doctor en la campiña", Thomas Lilti, 2016) muy comedido en el papel de hombre gris atrapado en el torbellino de una narración conspirativa que implica a fuerzas de seguridad, agencias de inteligencia, políticos y empresarios. Enfático en la descripción del protagonista (un tipo solitario, anodino y ex alcohólico), Kruithof subraya la delgada línea que delimita la cotidianeidad del hombre medio en los engranajes de esa mecánica de las sombras a la que alude el título original.

Una ambientación fría y oscura que remite a la magistral "Klute" (1971), de Alan J. Pakula, sumerge al espectador en una trama que se arrima a las dinámicas de los poderes parajudiciales evitando exponerse demasiado. Con la abstracción como barniz de una puesta en escena delineada con la precisión de un ejercicio de dibujo técnico, "Testigo" exprime al máximo una finísima premisa que sin embargo deja la sensación de que podría haber dado muchísimo más juego de haber hurgado con saña en el juego de espejos entre ficción y realidad que sugieren algunos de los personajes nominados en clave.

Un entrante frugal y satisfactorio para el aficionado al género, pero lejos de la fascinación que producen títulos de culto como "El dossier 51", de Michel Deville (1978).


No hay comentarios:

Publicar un comentario