Entrada destacada

Sieranevada

Lary (Mimi Branescu), un médico de cuarenta años va a visitar a su familia el fin de semana para conmemorar la memoria de su difunto padre, tres días después del atentado contra Charlie Hebdo en París. Sin embargo, la reunión no era lo que tenía previsto ya que el protagonista se verá obligado a afrontar sus miedos y su pasado. La versión de la verdad será un elemento que forzará a Lary a reconsiderar el lugar que ocupa dentro de su familia y cómo logrará ser aceptado. Una historia sobre la lucha de poder. Tráiler.

Valoración:7,079.


FICHA

Título Original: Sieranevada.
Director: Cristi Puiu.
Guionista: Cristi Puiu.
Reparto: Mimi Branescu, Bogdan Dumitrache, Judith State, Eugenia Bosânceanu, Dana Dogaru, Catalina Moga, Sorin Medeleni, Rolando Matsangos, Andi Vasluianu, Ana Ciontea.
Productor: Anca Puiu.
Música: Bojan Gagic.
Fotografía: Barbu Balasoiu.
Montaje: Ciprian Cimpoi, Iulia Muresan, Letitia Stefãnescu.
Países Participantes: Rumanía, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Francia, República de Maced…

Cartas de la guerra (2016)


En 1971, la vida de António Lobo Antunes (Miguel Nunes) cambia por completo. De repente, es reclutado por el ejército portugués como médico en una de las peores zonas de la guerra colonial: el Este de Angola. Desde allí, António escribe cartas a su joven esposa bajo un ambiente de violencia creciente. Entretanto, cambian los destinos, y el doctor empieza a enamorarse de África y a madurar políticamente, mientras continúa anhelando su regreso a casa. La correspondencia se convertirá en su tabla de salvación.

Valoración: 6,626.


FICHA

Título Original: Cartas da Guerra.
Director: Ivo Ferreira.
Guionistas: Ivo Ferreira, Edgar Medina.
Reparto: Ricardo Pereira, Miguel Nunes, Margarida Vila-Nova, João Pedro Vaz, Simão Cayatte, Tiago Aldeia, João Arrais, Francisco Hestnes, Isac Graça.
Productores: Sandro Aguilar, Luís Urbano.
Música: António Pedro.
Fotografía: João Ribeiro.
Montaje: Sandro Aguilar.
País Participante: Portugal.
Año de Producción: 2016.
Duración: 105 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama, Bélica.
Estreno (España): 16 de junio de 2017.
DVD (Venta): 4 de octubre de 2017.
Distribuidora (España): Golem Distribución.
Espectadores (España): 7.238.
Recaudación (España): 42.044,65 €.
Visitas: 0.
Popularidad (Blog): 23 / 23.
Popularidad (Internet): 20 / 23.


COMENTARIO

El actor y director independiente Ivo Ferreira lleva a la gran pantalla la experiencia bélica en Angola que su compatriota, el prolífico escritor António Lobo Antunes, dejó escrita en la novela epistolar homónima. El film, presentado en el Festival de Berlín, detalla las cartas que él, un joven soldado (Miguel Nunes), mandaba a su mujer durante los dos años que estuvo en el país como alférez médico en plena Guerra Colonial portuguesa. (Anuario Fotogramas 2018: Mariona Borrull).


CRÍTICA

16-06-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

El corazón manda

Las cartas que un militar portugués, el hoy escritor António Lobo Antunes, envía desde Angola a su mujer en estado de buena esperanza es el detonante argumental de este poético filme anticolonialista, que no termina de culminar sus expectativas. Fotografiado en un tornasolado blanco y negro, "Cartas de la guerra" recrea de forma un tanto distante el declive colonial de Portugal, cuando el país se hallaba enfangado en una guerra sin cuartel, en la que Lobo Antunes reconoció haber perpetrado actos horribles. Licenciado en Medicina, su personalidad aparece diluida en una película carente de auténtica garra.

Si en "Cartas desde Iwo Jima" (2006), Clint Eastwood realizó un vibrante filme bélico, en "Cartas de la guerra" el realizador Ivo Ferreira en ningún caso logra comunicar todo el dolor, el sentido de culpa y la desesperación que sufrieron los que participaron en ella. Una contienda nefanda, porque hacía más hombres malos que los que mataba. Y fueron muchos. Tened en cuenta que constituyó uno de los conflictos más extensos de África en el marco del proceso de descolonización entre 1975 y 2002, con lo cual la vertiente histórica y política cuenta mucho en el desarrollo de la película.

Tampoco está conseguido el contraste entre dicha guerra en ultramar y la pulsión más íntima y secreta del protagonista por su amada, que espera angustiada noticias desde el corazón del continente africano. En todo caso, son cartas de amor de un lirismo estremecedor, más literario que cinematográfico, en las que se insertan amargas reflexiones que Lobo Antunes refleja en pensamientos que a buen seguro descubrió en sus verdes años, cuando su corazón estaba abierto a nobles ideales. Sin duda, debió ser descorazonador para un soldado tan sensible como él comprobar cómo en las masacres de Luanda y Dembos las atrocidades perpetradas por ambos mandos eran las mismas. Nadie está nunca solo.