Entrada destacada

Baby Driver

Baby (Ansel Elgort) es un joven conductor, especializado en fugas, cuya habilidad al volante al ritmo de canciones precisamente seleccionadas le convierte en un valioso activo para la banda de atracadores de bancos que lidera Doc (Kevin Spacey). Su papel en la organización se verá comprometido cuando conozca a Deborah (Lily James), una camarera de la que se enamora. Baby, que empieza a dudar sobre si lo que hace está bien o mal, decidirá dar un último golpe antes de retirarse, un atraco que pondrá en peligro su vida, su amor y su libertad.

Valoración:7,239.


FICHA

Título Original: Baby Driver.
Director: Edgar Wright.
Guionista: Edgar Wright.
Reparto: Kevin Spacey, Jamie Foxx, Ansel Elgort, Lily James, Jon Hamm, Jon Bernthal, Eiza González, Flea, Sky Ferreira, CJ Jones, Lanny Joon, Ben VanderMey.
Productores: Tim Bevan, Eric Fellner, Nira Park.
Música: Steven Price.
Fotografía: Bill Pope.
Montaje: Jonathan Amos, Paul Machliss.
Países Participantes: Reino Unido, Estados Unidos.
Año de Producción: 2…

Mientras ellas duermen (2016)


Kenji (Hidetoshi Nishijima) pasa junto a su mujer unos días en un hotel de la costa. Mientras ella se dedica a mejorar sus relaciones laborales, él busca la manera de salir del bloqueo que le impide terminar su novela. Pronto encontrará inspiración en la pareja formada por Sahara (Takeshi Kitano), un hombre de avanzada edad, y su jovencísima acompañante. Tras conocer la fascinación de Sahara por grabar a la muchacha mientras duerme, Kenji conseguirá empezar a escribir, aunque a cambio entrará en una espiral de peligros y misterios.

Valoración: 5,522.


FICHA

Título Original: While the Women Are Sleeping.
Director: Wayne Wang.
Guionistas: Shinho Lee, Michael Ray, Mami Sunada.
Reparto: Takeshi Kitano, Hidetoshi Nishijima, Sayuri Oyamada, Shiori Kutsuna, Lily Franky, Hirofumi Arai, Makiko Watanabe.
Productor: Yukie Kito.
Música: Yuki Yamamoto.
Fotografía: Atsuhiro Nabeshima.
Montaje: Deirdre Slevin.
País Participante: Japón.
Año de Producción: 2016.
Duración: 103 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 16 de junio de 2017.
DVD (Venta): 26 de julio de 2017.
Distribuidora: Mediatres Estudio.
Espectadores (España): 756.
Recaudación (España): 4.302,40 €.
Visitas: 0.
Popularidad (Blog): 24 / 24.
Popularidad (Internet): 23 / 24.


CRÍTICA

20-06-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Placeres ocultos

Un relato del escritor español Javier Marías sirve de base a esta película japonesa de Wayne Wang, cuyo detonante argumental es una obsesión. Describe la fascinación de un novelista por una mujer, en un hotel situado en la península de Izu. Lo que viene a continuación es una mixtura de melodrama y 'thriller', filmada por el autor de "Smoke" (1995) poniendo el acento en las actitudes voyeuristas del protagonista, abocado a un callejón sin salida. La ambigüedad campa por sus respetos en este anticuado filme, en el que se echa de menos una atmósfera sofocante y una superior tensión sexual.

A partir de ahí, la sensación de confinamiento es palpable en el desarrollo de la historia, ambientada casi de forma íntegra en dicho hotel, por el que deambulan fantasmales personajes. Lo cual propicia que el espectador nunca esté seguro de si es real lo que está viendo o es simplemente producto de la imaginación del protagonista. Se trata de un hombre infiel, convencido, valga la paradoja, de que la mujer objeto de deseo es infinita. Hasta el punto de que, a veces, un espasmo de dulce voluptuosidad parece recorrer todo su cuerpo, como si quisiera decirnos: «Iníciame en el hechizo de la vida...».

Esos instantes fugitivos son lo más potable de "Mientras ellas duermen", ya que en última instancia el tinglado promete más de lo que luego ofrece, a pesar del buen hacer interpretativo del prestigioso director Takeshi Kitano ("Zatoichi", 2003) y de la sutil actriz Sayuri Oyamada, en el papel de Aya. Cabe imaginar lo que habrían hecho Liliana Cavani ("Portero de noche", 1974) o Paul Schrader ("El placer de los extraños", 1990) con semejante material. Aquí, lo que está claro es que a Wayne Wang no le va este tipo de búsquedas alucinatorias, preñadas de misterio y frenesí. De manera que, a la postre, la película deja el sabor a morcilla de sangre triste.