A 47 metros (2017)

Fotograma: A 47 metros (2017)

Se dice que las vacaciones es la oportunidad perfecta para probar nuevas experiencias y cosas lejos de lo que es la vida rutinaria. Es así como Kate (Claire Holt) convence a su hermana Lisa (Mandy Moore) para que desciendan algunos metros bajo el agua, metidas en una jaula y conocer cara a cara al gran tiburón blanco. Sin embargo, las cosas se complican cuando las cadenas que sostienen el armazón se rompen quedando en la intemperie del océano, atrapadas, con el oxígeno al límite y rodeadas de peligrosos tiburones.

Valoración: 5,387.

Fotograma: A 47 metros (2017)

FICHA

Título Original: 47 Meters Down.
Director: Johannes Roberts.
Guionistas: Johannes Roberts, Ernest Riera.
Reparto: Matthew Modine, Mandy Moore, Claire Holt, Chris Johnson, Santiago Segura, Yani Gellman.
Productores: James Harris, Mark Lane.
Música: Tomandandy.
Fotografía: Mark Silk.
Montaje: Martin Brinkler.
Países Participantes: Reino Unido, Estados Unidos, República Dominicana.
Año de Producción: 2017.
Duración: 87 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Suspense, Terror.
Estreno (España): 21 de julio de 2017.
DVD (Venta): 13 de diciembre de 2017.
Distribuidora (España): Selecta Visión.
Espectadores (España): 196.217.
Recaudación (España): 1.121.377,73 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 78 / 144.

Fotograma: A 47 metros (2017)

COMENTARIO

El entusiasta de terror Johannes Roberts (El otro lado de la puerta, 2016) vuelve a la carga con un thriller submarino sobre dos chicas (Mandy Moore y Claire Holt) que quedan atrapadas en una jaula cuando realizan una expedición de buceo. Cuando el cable que sujeta el contenedor se rompe y este empieza a descender a las profundidades, comienza una lucha a contrarreloj para encontrar la forma de salir antes de que se les acabe el oxígeno. (Anuario Fotogramas 2018: Mariona Borrull).

Fotograma: A 47 metros (2017)

CRÍTICA

24-07-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Enjauladas

Dos chicas representantes en cierto modo del género fluido, dispuestas a practicar submarinismo en las costas mexicanas, son las protagonistas de A 47 metros, película rodada con toda la parafernalia técnica y las dosis de suspense propias del subgénero en el que se inscribe. Desde luego, es todo un reto enmarcarla en las profundidades del mar, conforme asistimos a las peripecias de sus dos protagonistas, atrapadas en una jaula rodeada de hambrientos tiburones. A partir de ahí, un lejano aroma de serie B merodea por las efectistas imágenes del filme, resuelto con discreta eficacia.

Los espectadores que sepan aceptar tan insólita premisa argumental es posible que se diviertan de lo lindo con las arriesgadas aventuras de Lisa y Kate, sin perder de vista la posibilidad de pasar un rato de miedo. Por su parte, haciendo gala de un astuto olfato comercial, su máximo responsable lleva a ambas criaturas a situaciones límite, rodeadas en todo momento por gigantescos escualos, más aterradores aún que el mismísimo Tiburón (1975), de Steven Spielberg. Trufado todo ello de golpes de efecto, sustos a tutiplén y situaciones inverosímiles.

En sus cintas anteriores Darkhunters (2004), Turn Your Bloody Phone Off (2012) y El otro lado de la puerta (2016), Johannes Roberts se enfrentaba visualmente a la narración homenajeando a sus directores favoritos. En esta ocasión los hace con el cineasta español Rodrigo Cortés, realizador de Buried (2010), por lo que tiene de claustrofóbico del primero al último minuto. Respecto al pintoresco reparto, junto a deliciosos bollycaos como Mandy Moore y Claire Holt, convive un veterano del calibre de Matthew Modine, al que los buenos aficionados recuerdan por su estimable interpretación en La chaqueta metálica (1987), de Stanley Kubrick. En fin, un jolgorio para quienes sepan ver la película sin tomársela nada en serio.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios