Brava

Fotograma: Brava

Janine (Laia Marull) es una mujer feliz con una vida que parece ir muy bien hasta que un día es asaltada y agredida sexualmente en el metro. El suceso resulta tremendamente traumático para ella, que ve cómo todo se desmorona, creándose un vacío personal. Tratando de escapar de sus propios fantasmas interiores, se marcha hasta el pueblo en el que actualmente vive su padre. Allí oculta sus tormentos e intenta pasar página, pero en lugar de hallar de nuevo la paz, Janine se adentrará en su lado más oscuro.

Valoración: 5,520.

Fotograma: Brava

FICHA

Título Original: Brava.
Directora: Roser Aguilar.
Guionistas: Roser Aguilar, Alejandro Hernández.
Reparto: Emilio Gutiérrez Caba, Laia Marull, Bruno Todeschini, Sergio Caballero, Mikel Iglesias, Francesc Orella, Maria Ribera, Roger Príncep, Pepo Blasco, Aino Sirje.
Productores Ejecutivos: Oriol Marcos, Paloma Mora, Elisa Plaza, Fernando Victoria de Lecea.
Música: Vincent Barrière.
Fotografía: Diego Dussuel.
Montaje: Liana Artigal, Frank Gutiérrez.
País Participante: España.
Año de Producción: 2017.
Duración: 91 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 7 de julio de 2017.
DVD (Venta): 4 de julio de 2018.
Distribuidora (España): World Line Cinema.
Espectadores (España): 2.482.
Recaudación (España): 11.055,65 €.
Vistas: 0.
Popularidad (Blog): 26 / 27.
Popularidad (Internet): 26 / 27.

Fotograma: Brava

CRÍTICA

14-07-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Una mujer espera

Por su peculiar manera de ser, no resulta fácil identificarse con Janine, la protagonista de "Brava". Una mujer de éxito, vilmente violada en una estación de metro, encarnada con brío por Laia Marull, en una interpretación de altos vuelos. Porque en esta ocasión estamos ante un rasposo filme intimista, urdido en torno a una mujer al borde de la desesperación. Un ser humano al que le resulta difícil reinventarse y comenzar una nueva vida. A partir de ahí, sus decisiones resultan a menudo erráticas, puesto que su mente se encuentra empantanada en un erial de pesimismo y honda amargura.

Descorazonador asunto, filmado por la guionista y realizadora Roser Aguilar ("Lo mejor de mí", 2007), con cámara de entomóloga, sin caer en tremendismos, pero llamando a las cosas por su nombre, sin perifollos de ningún tipo. Al mismo tiempo, la soledad de una mujer amargada, incapaz de poblar su terco aislamiento, de saber estar sola en medio de una multitud indiferente, es el elemento catalizador de la intriga, a través de la cual su protagonista va dando bandazos de forma incoherente y con una evidente propensión al abandono más absoluto que quepa imaginar.

Por otra parte, lo que "Brava" podría tener también de cobertura sentimental se deshace ante la brutal revelación que encierra el núcleo mismo de la narración. Para Janine, el amor no tiene nada que ver, probablemente ni siquiera existe. O es un mero invento de poetas y soñadores. Puro delirio. Hasta aquí nos quería conducir la directora Roser Aguilar, hasta la disolución de las máscaras, la ambigüedad de la condición humana y la constatación de la fuerza trágica de Eros llevándose por delante cuerpos y almas. De apariencia visual modesta y siempre dolorosa, he aquí una película polimórfica, de realismo petrificado, que no da respiro al espectador, lo mismo que un enigma o un recóndito secreto.

Fotograma: Brava