Cars 3

Fotograma: Cars 3

Aunque sigue siendo una estrella, Rayo McQueen se ha convertido en uno de los pilotos más veteranos de la parrilla. Ya no arrasa como antes y una nueva generación de corredores ultrarrápidos viene a toda velocidad y le está obligando a apartarse. Pero Rayo se niega a quedar relegado del deporte que tanto ama, y para recuperar su trono contará con la ayuda de una joven mecánica, Cruz Ramírez, que tiene su propio plan para ganar, y que será puesto a prueba en el gran circuito de la Copa Pistón. Tráiler.

Valoración: 6,347.

Fotograma: Cars 3

FICHA

Título Original: Cars 3.
Director: Brian Fee.
Guionistas: Kiel Murray, Bob Peterson, Mike Rich.
Reparto: Animación.
Productores: Kevin Reher, Andrea Warren.
Música: Randy Newman.
Fotografía: Jeremy Lasky, Michael Sparber, Kim White.
Montaje: Jason Hudak.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 102 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Aventuras, Comedia, Infantil.
Estreno (España): 14 de julio de 2017.
DVD (Venta): 15 de noviembre de 2017.
Distribuidora (España): Disney España.
Espectadores (España): 1.264.334.
Recaudación (España): 6.931.845,20 €.

Fotograma: Cars 3

CRÍTICA

15-07-2017 – JOSU EGUREN

A medio gas

A diferencia de "Aviones" (Klay Hall, 2013) y "Aviones: Equipo de rescate" (Roberts Gannaway, 2014), sendos proyectos de 'spin-off' derivados por Disney hacia los talleres de una filial menor, el motor de "Cars 3" ha sido supervisado en el entorno creativo de Pixar y bajo la dirección de uno de los responsables de la simiente de la trilogía desde su story board. Quizá por ello la decepción que produce esta nueva entrega sea mayor que la que significó "Cars 2" (John Lasseter, Brad Lewis, 2011), un frustrado intento de reconducir la saga hacia el subgénero del espionaje internacional con marcado acento Bond.

Es difícil saber si el retorno al punto de origen es un movimiento en busca de abrigo o la definitiva claudicación de un proyecto que agotadas las variantes narrativas a las que invitaba su premisa ha entrado en un punto muerto para dejarse arrastrar por la sinergia de lo rutinario; lo que sí es evidente es que las emociones que produce "Cars 3" son análogas a las que siente un espectador de la Fórmula I cuando ojea sin prestar atención a lo que ocurre en una prueba de la NASCAR. De regreso al circuito oval diseñado hace casi once años por John Lasseter, se echan de menos algunos de los personajes que enriquecen la historia desde el segundo plano, aunque han sido sustituidos por otros que ocupan su espacio desde la autoconsciencia de lo políticamente correcto.

Sin apenas margen de maniobra, Brian Fee conduce su ópera prima por una larga recta interminable de hitos dramáticos previsibles y diálogos cortos de inspiración. No es el nivel al que nos tiene acostumbrados Pixar, que ya evidencia los síntomas de haberse dejado aplastar por las presiones del marketing juguetero, y lo que es peor, no es la despedida que merece Rayo McQueen, un personaje cuyo carisma parte de un diseño a la altura de los mayores logros en la historia de la animación.

Fotograma: Cars 3