Entrada destacada

Una noche con mi ex suegro

Martin (Emile Hirsch) es un músico de Los Ángeles cuya cena con el Sr. Gallo (J.K. Simmons), el padre de su novia, Ginnie (Analeigh Tipton), un tenaz hombre de negocios que siempre está ocupado, no salió nada bien. Ahora han pasado seis meses y, tras romper con ella, verá cómo un día su ex suegro se presenta en su casa. La causa es que su hija ha desaparecido, no responde a sus mensajes y Martin es la única persona que conoce en la ciudad. Juntos pasarán una noche de locura buscando a Ginnie mientras se fragua entre ellos una incómoda amistad.

Valoración:5,488.

Verano 1993

Verano 1993

Estamos a mediados de 1993 y Frida (Laia Artigas) es una niña de seis años que acaba de empezar a vivir con su nueva familia, que la ha adoptado después de que meses atrás muriera su madre. Es su primer verano sin su compañía, y en pleno campo, alejada de todo lo que ella ha conocido, Frida tendrá que adaptarse a su nueva situación. Por suerte, sus padres adoptivos y su nueva hermana pequeña harán todo lo que esté en su mano para ayudarla a superar su tristeza y a seguir adelante con su apoyo incondicional.

Valoración: 6,965.

Verano 1993

FICHA

Título Original: Estiu 1993.
Directora: Carla Simón.
Guionista: Carla Simón.
Reparto: Fermí Reixach, David Verdaguer, Bruna Cusí, Laia Artigas, Paula Robles, Isabel Rocatti, Paula Blanco, Montse Sanz, Etna Campillo, Quimet Pla, Berta Pipó.
Productor: Valérie Delpierre.
Música: Ernest Pipó.
Fotografía: Santiago Racaj.
Montaje: Didac Palou, Ana Pfaff.
País Participante: España.
Año de Producción: 2017.
Duración: 97 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Drama.
Estreno (España): 30 de junio de 2017.
DVD (Venta): 22 de noviembre de 2017.
Distribuidora (España): Avalon.
Espectadores (España): 197.382.
Recaudación (España): 1.198.471,84 €.
Visitas: 0.
Popularidad (Blog): 19 / 36.
Popularidad (Internet): 9 / 36.

Verano 1993

CRÍTICA

02-07-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Inocencia rebelde

Una primera película es siempre un hecho esperanzador. No obstante, cuando se han tenido muchos encontronazos con 'óperas primas', la esperanza aparece nimbada por un halo de inquietud, porque las frustraciones han sido numerosas. Hay tanto cineasta voluntarioso, que parece preferible acercarse a la obra primeriza con cautela, por si una vez más sobrevive la decepción. No es el caso de "Verano 1993", espléndida primera película con carácter autobiográfico de Carla Simón, protagonizada por Frida, una niña de seis años, desconcertada tras la muerte de su madre viuda.

Se trata de una chiquilla inteligente, desconfiada y solitaria, dispuesta a hacer valer el hermético universo infantil que ha logrado crear en su nuevo hogar. En ese sentido, nuestra heroína deberá aprender a amar a sus nuevos padres -sus tíos- y a cuantos la rodean, tras superar el dolor por una pérdida irreparable. Pero, de alguna forma, para la pequeña Frida la muerte de su madre es como si durmiera un sueño sagrado. Lo cual da paso a una película de profunda raigambre lírica, de exquisito encaje de emociones y sentimientos, no exenta, como es natural, de una suave tristeza.

Carla Simón demuestra con "Verano 1993" que es también una excelente narradora, al crear atmósferas, situaciones y personajes auténticos y creíbles. Por si fuera poco, es encomiable el enfoque que da al tema principal del filme: la pérdida de la inocencia ante la realidad incontestable de la muerte. Un ambiguo espejo de la vida y la muerte, la vigilia y el sueño, lo real y lo imaginario, que va ganando en intensidad poética a medida que se acerca el final. Se trata de un crisol de sucesos que su autora va dejando a lo largo de la historia, como Pulgarcito sus piedras en el camino. En fin, uno no sabe cómo recibirá el gran público esta delicada película, pero apuesto decididamente por esta clase de cine; es decir, por el cine. Tráiler.

Verano 1993

Comentarios