Abracadabra (2017)

Abracadabra (2017)

Carmen (Maribel Verdú) es una ama de casa que vive en el extrarradio de Madrid con su hija y su marido Carlos (Antonio de la Torre), un hombre celoso que, sin embargo, sólo tiene ojos para el Real Madrid. Su rutinario matrimonio da un giro cuando, en la boda de su sobrino, Carlos es hipnotizado por Pepe (José Mota), primo de Carmen y mentalista aficionado. A la mañana siguiente, Carlos se comporta de manera insólita, lo que llevará a los primos a buscar cómo revertir el proceso. Mientras, Carmen empezará a sentirse atraída por su nuevo marido.

Valoración: 5,538.

Abracadabra (2017)

FICHA

Título Original: Abracadabra.
Director: Pablo Berger.
Guionista: Pablo Berger.
Reparto: Maribel Verdú, José Mota, Antonio de la Torre, Quim Gutiérrez, Josep Maria Pou, Priscilla Delgado, Javivi, Julián Villagrán, Saturnino García, Ramón Barea, Rocío Calvo.
Productores: Pablo Berger, Ibon Cormenzana, Ignasi Estapé, Mercedes Gamero, Mikel Lejarza.
Música: Alfonso de Vilallonga.
Fotografía: Kiko de la Rica.
Montaje: David Gallart.
País Participante: España, Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 96 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia.
Estreno (España): 4 de agosto de 2017.
DVD (Venta): 29 de noviembre de 2017.
Distribuidora (España): Sony Pictures España.
Espectadores (España): 284.468.
Recaudación (España): 1.654.237,66 €.
Visitas: 0.
Popularidad (Visitas): 10 / 48.
Popularidad (Blog): 12 / 48.

Abracadabra (2017)

CRÍTICA

10-08-2017 – JOSU EGUREN

Olé

En "Abracadabra" confluyen dos corrientes que se solapan dando lugar a un híbrido extraño entre costumbrismo y thriller cómico-sobrenatural que parece hacerse eco de la filmografía de Giulio Questi en las páginas de un volumen gráfico que reinterpreta en forma de aguafuerte los clásicos setenteros de la editorial Bruguera. La epítome de este bizarrismo cruce de vías es la secuencia en la que Maribel Verdú ("El faro de las orcas", Gerardo Olivares, 2016) y José Mota visitan el escenario de un antiguo crimen de la mano de un Julián Villagrán fotografiado por Kiko de la Rica a partir de los bocetos de Francisco Ibáñez. Llegado ese punto "Abracadabra" se hace perfectamente distinguible respecto a versiones homófonas de una España cañí que se ha convertido en mito estético recurrente para directores como Álex de la Iglesia. Su trayectoria, ritmo e intensidad son intermitentes, y se hacen necesarias ciertas objeciones a la arbitrariedad en la puesta en escena de las fugas de realidad protagonizadas por el personaje interpretado por Antonio de la Torre ("Que Dios nos perdone", Rodrigo Sorogoyen, 2016), pero el relato espira una unidad estilística que está por encima de las imágenes.

La estupenda relación de fuerzas entre el elenco protagonista y la brillante nómina de secundarios que habitan sus viñetas dota de empaque a una obra que coexiste con "¿Qué he hecho yo para merecer esto?" (Pedro Almodóvar, 1984) en un plano de realidad desde el que Berger enuncia un discurso tan feminista que puede llevar a equívocos a los lectores de la vulgaridad.

El dilema entre la lealtad hacia el hombre/mujer con el que te casaste y ese gemelo extraño al que amas es el combustible de una serie de gags no del todo ingeniosos que mantienen a flote el interés del espectador gracias al aplomo con el que Berger maneja el rumbo de una historia que se cierra en puntos suspensivos pero subrayando un mensaje que rebosa rotundidad.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR