Entrada destacada

Atómica (Atomic Blonde) (2017)

Atómica (Atomic Blonde) (2017)

Lorraine Broughton (Charlize Theron) es la agente del servicio secreto de inteligencia británica considerada como la joya de la corona. Lorraine es enviada a Berlín a recompilar información sobre el extraño asesinato de otro agente encubierto. Ella es espionaje, sensualidad y fiereza en partes iguales y está dispuesta a utilizar cualquiera de sus habilidades para mantenerse viva en esta misión imposible.

Valoración: 6,356.

Atómica (Atomic Blonde) (2017)

FICHA

Título Original: Atomic Blonde.
Director: David Leitch.
Guionista: Kurt Johnstad.
Reparto: John Goodman, Charlize Theron, James McAvoy, Sofia Boutella, Toby Jones, Eddie Marsan, Bill Skarsgård, Til Schweiger, James Faulkner, Barbara Sukowa, Roland Møller.
Productores: A.J. Dix, Eric Gitter, Beth Kono, Kelly McCormick, Peter Schwerin.
Música: Tyler Bates.
Fotografía: Jonathan Sela.
Montaje: Elísabet Ronaldsdóttir.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 115 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Acción, Suspense.
Estreno (España): 4 de agosto de 2017.
DVD (Venta): 23 de marzo de 2018.
Distribuidora (España): DeAPlaneta.
Espectadores (España): 308.785.
Recaudación (España): 1.794.597,54 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 4 / 44.

Atómica (Atomic Blonde) (2017)

CRÍTICA

09-08-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Una rubia radioactiva

«Es un doble placer engañar a quien te engaña», esta cita de Nicolás Maquiavelo, que se repite varias veces a lo largo de "Atómica", sirve para ilustrar por dónde van los tiros de esta efectista película de acción, ambientada en tiempos de la caída del Muro de Berlín. Lorraine Broughton, una agente bisexual del MI6 (Servicio de Inteligencia Inglés), recibe la misión de proteger a un desertor de la Stasi (Ministerio para la Seguridad del Estado de Alemania del Este). Lo cual da pie a una enrevesada trama, salvada 'in extremis' por Charlize Theron ("Fast and Furious 8", F. Gary Gray, 2017), convertida en una rubia radioactiva de mucho cuidado.

Gracias a los más avanzados inventos infográficos y de todo tipo se están alcanzando unos grados de realismo que llaman poderosamente la atención. Sin embargo, toda esta sofisticada parafernalia puramente mecánica está aquí al servicio de la nada más absoluta. Desde luego, un cine ganado sólo para la técnica está perdido para la emoción. Con una particularidad, además: antes no se construían las películas al servicio de los efectos especiales, sino que éstos eran una simple herramienta para solucionar algunos aspectos concretos de determinado argumento.

Una vez más los responsables de este producto demuestran su desprecio por el cine clásico, puesto que estamos ante una cinta trufada de ultra violentas peleas, con mención especial a la que tiene lugar en unas lóbregas escaleras, filmada en un impactante plano-secuencia. Pero, el gran tema que esquiva "Atómica", un rebrote de la Guerra Fría, va desintegrándose de forma paulatina en beneficio de la acción pura y dura. Un cesto de abono es bello si está bien apropiado a su fin, del mismo modo que una tiara dorada es fea si no es apropiada al suyo. La rocambolesca intriga no hace otra cosa que sumergir al espectador en una resaca de situaciones inverosímiles, que acaban por ahogarlo.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios