Madre! (2017)

Fotograma: Madre! (2017)

Madre (Jennifer Lawrence) y Él (Javier Bardem) son un matrimonio feliz que disfruta de una tranquila vida en un paraíso recóndito. Su relación será puesta a prueba cuando un hombre (Ed Harris) y una mujer (Michelle Pfeiffer) se presenten en su casa sin invitación previa. La presencia de estas personas parece sentarle bien a Él, un escritor en pleno bloqueo creativo, pero Madre se empieza a inquietar por el hecho de que cada vez hay más gente en la casa. En una espiral de neurosis, Madre se cuestionará todo lo que sabe sobre el amor, la devoción y el sacrificio.

Valoración: 6,527.

Fotograma: Madre! (2017)

FICHA

Título Original: Mother!
Director: Darren Aronofsky.
Guionista: Darren Aronofsky.
Reparto: Michelle Pfeiffer, Javier Bardem, Ed Harris, Jennifer Lawrence, Brian Gleeson, Domhnall Gleeson, Kristen Wiig, Jovan Adepo, Stephen McHattie, Amanda Chiu.
Productores: Scott Franklin, Ari Handel.
Música: Jóhann Jóhannsson.
Fotografía: Matthew Libatique.
Montaje: Andrew Weisblum.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 120 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Suspense, Drama, Terror.
Estreno (España): 29 de septiembre de 2017.
Blu-ray (Venta): 26 de enero de 2018.
Distribuidora (España): Paramount Pictures Spain.
Espectadores (España): 279.935.
Recaudación (España): 1.565.503,31 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 25 / 153.

Fotograma: Madre! (2017)

CRÍTICA

30-09-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Coitus interruptus

Al director estadounidense Darren Aronofsky (Cisne negro, 2010) parece que le han inoculado el virus de los pingüinos locos, puesto que con Madre! estamos ante un esfuerzo creativo tan pretencioso como irritante. En mi opinión, sólo con su primera película Pi, fe en el caos (1998), este irregular cineasta se mostró capaz de dar un poderoso estilo visual a la atormentada vida de un matemático, en busca de un modelo que pudiera predecir el comportamiento no sólo de las bolsas mundiales sino de una secuencia aritmética que dictase el proceder de todas las cosas.

Así pues, efectista 'thriller' psicológico, protagonizado por un escritor en crisis y su joven esposa, descritos mediante enrevesadas metáforas propias del psicoanálisis y la tira de símbolos, tendencias perturbadoras y provocadores actos fallidos. Son aspectos relacionados con la infelicidad a la que parecen abocados los aislados protagonistas del filme, incluida una espléndida Michelle Pfeiffer, convertida en lo mejor de la función. Personaje malévolo donde los haya, metido hasta el cuello en una intriga de corte intimista, repleta de alucinaciones, pesadillas, paranoias e incluso el puro y duro terror.

De tal manera que estos paranoicos personajes arrastran al espectador a una especie de «coitus interruptus», ya que sus reacciones están fijadas a un determinado fragmento de su pasado, siendoles imposible desligarse de él, mostrándose, por tanto, ajenos al presente y al porvenir. Son seres humanos aquejados del mal vivir, como antes se encerraban en el claustro aquellas personas que no se sentían con fuerzas para afrontar una vida desgraciada o difícil. Lamentablemente, dos intérpretes con tanta fuerza como Jennifer Lawrence (Passengers, Morten Tyldum, 2016) y Javier Bardem (The Last Face, Sean Penn, 2016) no resultan creíbles en este frustrante catálogo de obsesiones, que también incluye referencias a la religión, la vanidad, el desastre ecológico y el terrorismo internacional.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios