Jacques (2016)

Fotograma: Jacques (2016)

En 1948, Jacques Cousteau (Lambert Wilson) y su mujer (Audrey Tautou) se subieron a bordo de su barco, el Calypso, para cumplir el sueño de éste de recorrer los océanos del planeta para descubrir los secretos mejor guardados del mundo submarino. El viaje se convertiría en el proyecto de toda una vida dedicada a la ciencia, que les reportaría gloria, fama y paraísos inolvidables. Pero la vida de Cousteau también tendría sus sombras, como los conflictos con su pareja y sus hijos o la terrible tragedia que los golpearía a todos.

Valoración: 6,282.

Fotograma: Jacques (2016)

FICHA

Título Original: L'odyssée.
Director: Jérôme Salle.
Guionistas: Jérôme Salle, Laurent Turner.
Reparto: Lambert Wilson, Laurent Lucas, Audrey Tautou, Pierre Niney, Michael Bundred, Benjamin Lavernhe, Thibault de Montalembert, Roger Van Hool, Vincent Heneine, Chloe Hirschman.
Productores: Olivier Delbosc, Nathalie Gastaldo, Philippe Godeau, Marc Missonnier.
Música: Alexandre Desplat.
Fotografía: Mathias Boucard.
Montaje: Stan Collet.
Países Participantes: Francia, Bélgica.
Año de Producción: 2016.
Duración: 122 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Biográfica, Aventuras, Drama.
Estreno (España): 15 de septiembre de 2017.
DVD (Venta): 22 de febrero de 2018.
Distribuidora (España): VerCine.
Espectadores (España): 37.236.
Recaudación (España): 216.870,07 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 27 / 131.

Fotograma: Jacques (2016)

CRÍTICA

19-09-2017 – JOSU EGUREN

El hombre anfibio

El apellido Cousteau está ligado a un tiempo que desde el presente es difícil de imaginar, el de las utopías que en los años 60 se encarnaron en cosmonautas como Lex Andonov y Valentina Tereshkova, pioneros de una carrera por conquistar nuevos horizontes que en el extremo de los abismos oceánicos se rindió al monólogo del capitán del 'Calypso'. Rechazando las tentaciones a las que suelen sucumbir las hagiografías mitificadoras, Jérôme Salle (Zulu, 2013) firma un biopic donde el explorador es descrito desde la cara opuesta, más cercano al narcisista y manipulador de la realidad en la que se empeña el libro de memorias de su hijo Jean-Michel, que a la figura que inspiró a Steve Zissou (Life Aquatic, 2004).

Filmada desde el punto de vista de un narrador omnisciente que se centra en la compleja y abrupta relación paterno-filial entre JYC y su hijo Philippe, la mirada de Salle se ramifica puntualmente para atender a otros personajes que, aunque no superan lo anecdótico (como es el caso de la primera esposa de Cousteau, Simone Melchior), sirven como capotes para que Salle se introduzca en el corazón de una familia marcada por las largas ausencias de un hombre que vendió su alma a cambio del apoyo financiero de la industria petroquímica.

El afán completista de Salle, obsesionado con reconcentrar en 120 minutos la esencia de casi 30 años de una vida apasionante y llena de aventuras, le lleva a planear sobre proyectos tan importantes como Conshelf, el prototipo de un futuro Epcot submarino desde el que Costeau soñó que el hombre conquistaría los secretos de las profundidades marinas.

Pese al viraje en positivo que experimenta en el tramo final, donde el patrón de los oceanautas se convierte en la voz del ecologismo por influencia de Philippe, Jacques no termina de cerrar con éxito la herida abierta por la violencia del trauma que golpea la película desde su inicio.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios