Kingsman. El círculo de oro (2017)

Fotograma: Kingsman. El círculo de oro (2017)

La base central de los Kingsman ha volado por los aires. Para encontrar al culpable, Gary 'Eggsy' Unwin (Taron Egerton), que ya es un agente de pleno derecho, y su compañero Merlin (Mark Strong) tendrán que unir fuerzas con sus homólogos norteamericanos, los Statesman, y el equipo de los hábiles Whiskey (Pedro Pascal), Tequila (Channing Tatum) y Ginger (Halle Berry) que lidera el agente Champán (Jeff Bridges). A pesar de sus diferentes puntos de vista sobre el oficio de espía, las dos organizaciones se pondrán de acuerdo para acabar con los megalómanos planes de la peligrosa Poppy (Julianne Moore).

Valoración: 6,535.

Fotograma: Kingsman. El círculo de oro (2017)

FICHA

Título Original: Kingsman: The Golden Circle.
Director: Matthew Vaughn.
Guionistas: Jane Goldman, Matthew Vaughn.
Reparto: Colin Firth, Channing Tatum, Mark Strong, Taron Egerton, Julianne Moore, Halle Berry, Jeff Bridges, Pedro Pascal, Sophie Cookson, Edward Holcroft, Poppy Delevingne.
Productores: Adam Bohling, David Reid, Matthew Vaughn.
Música: Henry Jackman, Matthew Margeson.
Fotografía: George Richmond.
Montaje: Eddie Hamilton.
Países Participantes: Reino Unido, Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 141 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Acción, Aventuras, Comedia.
Estreno (España): 22 de septiembre de 2017.
DVD (Venta): 24 de enero de 2018.
Distribuidora (España): 20th Century FOX España.
Espectadores (España): 707.339.
Recaudación (España): 4.141.550,04 €.
Páginas Vistas: 0.
Popularidad: 29 / 141.

Fotograma: Kingsman. El círculo de oro (2017)

CRÍTICA

25-09-2017 – JOSU EGUREN

La enfermedad del baile

Vuelven los Kingsman, de nuevo, bajo la supervisión de Matthew Vaughn y oteando horizontes que les llevarán a estrechar lazos con sus primos norteamericanos de la destilería Statesman, en los que se deposita buena parte del futuro de una franquicia que agotado el mecanismo paródico respecto a sus referentes bondianos busca explotar nuevos recursos, tópicos y personajes estrella como el que se adivina en la breve intervención de Channing Tatum (Los odiosos ocho, Quentin Tarantino, 2015).

El viaje transoceánico de los Kingsman va más allá de la mera nota diferenciadora en relación a los cómics de Millar para constituirse en pilar de una refundación interna que anticipa el último tramo del relevo genérico/generacional que sirvió como argumento de la primera entrega. Con Colin Firth (El editor de libros, Michael Grandage, 2016) reasignado a un rol secundario, Taron Egerton (Eddie el Águila, Dexter Fletcher, 2015) lidera una transición que le permite hacerse con las mejores escenas aunque desde el segundo plano Mark Strong y Pedro Pascal imponen su jerarquía con un derroche de carisma que eclipsa al protagonista.

Los set pieces de violencia hiperbólica digitalizada, que no siempre tapan las lagunas de un guion que exagera en su ambigüedad para terminar sellando un mensaje tan vulgar y reaccionario con el de la tesis que critica, y un torrente de diálogos cargados de cinismo, ametrallan al espectador premiandolo con puntuales notas de ingenio, aunque lo que priman son las imágenes avasalladoras y el discurso de la fuerza bruta. En ese contexto los encantos de la super villana interpretada por Julianne Moore (Maggie's Plan, Rebecca Miller, 2015) -una nostálgica de la América de los años 50 directamente extraída de 'The Stepford Wives', de Bryan Forbes- quedan aislados respecto a una trama principal con la que se fusiona aparatosamente en un desenlace que coquetea con la lisergia sin dejarse a arrastrar por la delirante estética del cine de espías kitsch.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios