Annabelle. Creation (2017)



Han pasado unos años desde que la hija de un fabricante de muñecas muriera en un trágico accidente de coche. Con la idea de convertir su casa en un cálido orfanato, el hombre y su mujer acogen en su hogar a una monja y un grupo de jóvenes que necesitan un lugar donde quedarse después de que su hospicio haya sido clausurado. Cuando una de las niñas libere por accidente a la entidad demoníaca que ha poseído a una de las muñecas, todos se convertirán en objetivo del mal que hay dentro de Annabelle.

Valoración: 6,014.


FICHA

Título Original: Annabelle: Creation.
Director: David F. Sandberg.
Guionista: Gary Dauberman.
Reparto: Anthony LaPaglia, Miranda Otto, Lulu Wilson, Stephanie Sigman, Talitha Bateman, Philippa Coulthard, Samara Lee, Grace Fulton, Brad Greenquist, Alicia Vela-Bailey, Kerry O'Malley.
Productores: Peter Safran, James Wan.
Música: Benjamin Wallfisch.
Fotografía: Maxime Alexandre.
Montaje: Michel Aller.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 109 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Terror, Suspense.
Estreno (España): 12 de octubre de 2017.
Blu-ray (Venta): 6 de noviembre de 2018.
Distribuidora (España): Warner Bros Pictures España.
Espectadores (España): 914.537.
Recaudación (España): 5.087.521,50 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 103 / 204.


CRÍTICA

24-10-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Muñeca rota

Continúa de forma imparable el chorreo de cintas de terror, ahora protagonizada por una siniestra muñeca rota, capaz de enjaretar los imprescindibles sustos para alborotar las plateas adolescentes de medio mundo. A partir de ahí, no hay nada original en esta sombría Annabelle. Creation, centrada en las peliagudas situaciones a las que deben hacer frente unas desvalidas huerfanitas, aisladas en la típica casona encantada. Convencional premisa argumental que sigue la línea de su comercialoide predecesora Annabelle (John R. Leonetti, 2014), en un conjunto tan fácil de ver como de olvidar.

Por su parte el nuevo y poco experimentado realizador David F. Sandberg (Nunca apagues la luz, 2016), junto al astuto productor James Wan, se mantiene durante la mayor parte del metraje en la sobriedad expositiva a la hora de relacionar vivos y muertos, aliñado todo ello con los inevitables efectos digitales, marca de fábrica de la mayoría de las franquicias terroríficas que se estrenan en nuestras pantallas. Y, si bien la escenografía resulta aseada y el juvenil cuadro de intérpretes cumple sin rechistar en sus respectivos papeles, el resultado final carece de entidad.

Tampoco falta una especie de exorcista, encarnado por el actor televisivo Anthony LaPaglia, metido con calzador en unos materiales de derribo. Asimismo, la sensación de explorar de nuevo las tripas hediondas de la América profunda se palpa en cada esquina del producto, sin llegar en momento alguno a prender en el ánimo del espectador. Pero, en tanto que simple filme de género, Annabelle Creation es una trama construida de forma hábil y con un puñado de escenas que ponen los pelos de punta, así como un tratamiento a lo gran guiñol del factor sobrenatural, que mantiene cierto interés, hasta hay un desenlace predecible y efectista, ajeno su máximo responsable a una nueva dimensión del género.

Comentarios