La Cordillera (2017)

Fotograma: La Cordillera (2017)

En los Andes, Chile, se celebra una cumbre de jefes de estado latinoamericanos donde se deciden las estrategias y alianzas geopolíticas de la región. A ella acude el presidente argentino, Hernán Blanco (Ricardo Darín), que afronta la cita inmerso en una complicada situación tanto personal como política. En estos días, Hernán deberá enfrentarse al escándalo de corrupción que involucra a su hija y amenaza su carrera y la estabilidad de su familia, mientras defiende los intereses de su país a escala continental.

Valoración: 5,785.

Fotograma: La Cordillera (2017)

FICHA

Título Original: La Cordillera.
Director: Santiago Mitre.
Guionistas: Mariano Llinás, Santiago Mitre.
Reparto: Christian Slater, Ricardo Darín, Elena Anaya, Dolores Fonzi, Alfredo Castro, Daniel Giménez Cacho, Erica Rivas, Paulina García, Gerardo Romano, Leonardo Franco.
Productores: Fernando Bovaira, Fernando Brom, Eduardo Castro, Leticia Cristi, Simón de Santiago, Didar Domehri, Axel Kuschevatzky, Agustina Llambi-Campbell, Matías Mosteirín, Hugo Sigman.
Música: Alberto Iglesias.
Fotografía: Javier Julia.
Montaje: Nicolás Goldbart.
Países Participantes: Argentina, España, Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 114 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama, Suspense.
Estreno (España): 29 de septiembre de 2017.
Blu-ray (Venta): 19 de enero de 2018.
Distribuidora (España): Warner Bros Pictures España.
Espectadores (España): 143.890.
Recaudación (España): 885.650,89 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 33 / 158.

fotograma: La Cordillera (2017)

CRÍTICA

01-10-2017 – JOSU EGUREN

El frío en las alturas

Con frecuencia se suelen etiquetar como ambiciosas películas que si lo aparentan es debido al tamaño o a la morfología de sus atributos pero en el caso de La Cordillera, el rico diseño de producción y un reparto que reúne a Dolores Fonzi, Elena Anaya, Érica Rivas, Daniel Giménez Cacho y Christian Slater, bajo la sombra de Ricardo Darín, son el lujoso exterior del título más modesto y controlado de la filmografía de Santiago Mitre, una intriga en la que lo político vuelve a marcar los tiempos del discurso del director argentino (El estudiante, Paulina).

Una grave y pomposa definición del mal en boca del personaje interpretado por Darín marca el tono de un largometraje bañado de una atmósfera gélida que sitúa la puesta en escena en una intersección entre lo hitchcockiano y la sinopsis de la paranoia polanskiana que el propio cineasta polaco acertó a resumir en las notas finales de El escritor (2010). Como en el caso de la adaptación de la novela de Robert Harris, Mitre establece vasos comunicantes entre la intimidad, la fachada y los compromisos del personaje público haciendo que varias tramas convivan en un relato que se bifurca sin llegar a partirse.

Mitre distingue entre lo nacional -como presidente electo de la República el protagonista debe decidir si apoyar un acuerdo propuesto por Brasil- y lo personal -una mancha del pasado amenaza con arruinar la reputación de su hija- pero en ambos casos la solución deriva de una toma de conciencia moral para la que se invocan argumentos psicoanalíticos a través de la hipnosis.

En La Cordillera encontramos a un director mucho más maduro que el que firmó El estudiante, más consciente y en control total de sus recursos, pero lo que en su primer largo en solitario era prueba-error y eventual descubrimiento aquí se torna en un proceso cerebral de espesor administrativo.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios