Hacia la luz (2017)

Hacia la luz (2017)

Misako (Ayame Misaki) es una mujer apasionada que trabaja como guionista de las versiones para invidentes de las películas. Un día, en una proyección en el cine, conoce a Masaya (Masatoshi Nagase), un fotógrafo mayor que ella que sufre una dolencia por la que está perdiendo la vista paulatinamente. A medida que su relación se estreche, Misako, algo desconectada de su entorno, descubrirá las fotos de Masaya, unas bellas imágenes que le harán rememorar recuerdos del pasado. Juntos verán un mundo que antes era invisible a sus ojos.

Valoración: 6,261.

Hacia la luz (2017)

FICHA

Título original: Hikari.
Directora: Naomi Kawase.
Guionista: Naomi Kawase.
Reparto: Masatoshi Nagase, Tatsuya Fuji, Noémie Nakai, Ayame Misaki, Kanno Misuzu, Kazuko Shirakawa, Mantarô Koichi, Chihiro Ohtsuka, Saori Koide, Nobumitsu Onishi.
Productores: Naoya Kinoshita, Masa Sawada, Yumiko Takebe.
Música: Ibrahim Maalouf.
Fotografía: Arata Dodo.
Montaje: Tina Baz.
Países participantes: Japón, Francia.
Año de producción: 2017.
Duración: 101 minutos.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.
Género: Romántica, Drama.
Estreno (España): 17 de noviembre de 2017.
DVD (Venta): 13 de marzo de 2018.
Distribuidora (España): BTEAM Pictures.
Espectadores (España): 14.990.
Recaudación (España): 82.370,30 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 114 / 156.

Hacia la luz (2017)

CRÍTICA

22-11-2017 – JOSU EGUREN

Abre los ojos

Lejos de los registros formales en los que se mueve Naomi Kawase, pero en el mismo rango emocional, la donostiarra Maru Solores dio a luz en 2011 a "Camera obscura", la historia de una niña con graves deficiencias visuales que usaba la fotografía como improbable vínculo sensorial con el mundo en penumbras que rodeaba su tránsito a la adolescencia. En "Hacia la luz" los protagonistas del último largometraje de la directora de "El bosque de luto" (2007) y "Una pastelería en Tokio" (2015) recorren un camino inverso y paralelo: desde la claridad de un atardecer luminoso hacia las tinieblas en las que se hunde un fotógrafo que ha ido perdiendo la vista en un lento proceso de degradación anímico y personal.

El encuentro con una joven que trabaja redactando audiodescripciones para invidentes, y que dará pie para que Kawase reflexione sobre las variaciones del lenguaje fílmico, el análisis de la metodología descriptiva y la conciencia de las imágenes -un concepto heredado del filósofo Henri Bergson-, empuja la narración hacia un territorio que se abre a las posibilidades del cortejo romántico, aunque el tema que domina el relato es la indagación consciente en los efectos que la luz provoca en su proyección sobre las formas, especialmente en la distancia de los primeros planos.

La afectación de los diálogos intimistas, que no pocas veces rozan la cursilería en su acusada intención poética, es una martillo pilón que machaca al espectador para producir reacciones dramáticas ya anticipadas por el tono y el ritmo del enunciado. A la contra de su propia formulación teórica, el poder de la abstracción al que apela el discurso de la película se opone a la certeza del rumbo que tomarán unos personajes más planos de lo que sugiere la meticulosidad con la que Kawase registra sus volúmenes en la pantalla.

Hacia la luz (2017)

Comentarios