Ir al contenido principal

Se armó el belén (2017)

Se armó el belén (2017)

El pequeño y valiente asno Bo está cansado de su monótono trabajo en el molino. Un buen día se escapa de casa y se encuentra con los recién casados María y José para comenzar la aventura de su vida. Durante su viaje se hará compañero de Rut, una entrañable oveja, y Dave, un palomo con altas aspiraciones. Tres divertidos camellos y otros animales de establo les acompañarán en su camino siguiendo a la Estrella de Belén para convertirse en héroes inesperados de la primera Navidad de la historia.

Valoración: 5,675.

Se armó el belén (2017)

FICHA

Título original: The Star.
Director: Timothy Reckart.
Guionista: Carlos Kotkin.
Reparto: No hay actores (Animación).
Productores: Warren Franklin, Jennifer Magee-Cook.
Música: John Paesano.
Fotografía: No hay (Animación).
Montaje: Pam Ziegenhagen.
País participante: Estados Unidos.
Año de producción: 2017.
Duración: 86 minutos.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Aventuras, Comedia, Fantástica, Infantil.
Estreno (España): 15 de diciembre de 2017.
Blu-ray (Venta): 21 de noviembre de 2018.
Distribuidora (España): Sony Pictures España.
Espectadores (España): 307.812.
Recaudación (España): 1.651.079,02 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 53 / 66.

Se armó el belén (2017)

COMENTARIO

Sony Animation apuesta por un relato navideño un poco alternativo para este diciembre. En este film, dirigido por el debutante Timothy Reckart, un asno pequeño pero valiente Llamado Bo reúne el valor para emprender por fin la aventura de sus sueños. A lo largo de su viaje, conocerá a Ruth, una oveja descarriada, y a Dave, una paloma de altos vuelos. Acompañados de tres ocurrentes camellos, Bo y compañía se convertirán en insospechados héroes de la historia más grande jamás contada: la primera Navidad. (Anuario Fotogramas 2018: Mariona Borrull).

Se armó el belén (2017)

CRÍTICA

20-12-2017 – JOSU EGUREN

Tres reyes

Se ha especulado tanto sobre la verdadera identidad y simbología de los tres reyes magos que hasta me encaja que la historia paralela al milagro de la Natividad estuviese protagonizada por una paloma, una oveja y un burro. O al menos eso es lo que propone Timothy Reckart, menos fiel al Evangelio de Mateo que los Monty Python, aunque más reverente y ajustado que los anteriores al espíritu de una cartelera en la que cada fin de año florecen como setas los títulos especialmente dedicados al público infantil.

Lo positivo (hay gente capaz de encontrar la esperanza en un vertedero) es que el relato se sacude ligeramente al tufo moralizante y conservador que lleva incorporado de serie para apostar por un tono cómico con notas veraniegas aderezadas por amagos de ingenio. Que el trío protagonista no pueda comunicarse con José y María -cuando el burro habla la pareja solo escucha un rebuzno- sirve como metáfora de la barrera idiomática que separa a los creativos que han pasado por Sony Pictures Animation de las plantas nobles en las que se reúnen los ejecutivos.

Con Phil Lord y Chris Miller fuera del estudio, y Genndy Tartakovsky ("Hotel Transilvania 2", 2015) aplicándose con oficio en la tarea de tapar las vergüenzas ajenas que provocan subproductos como "Emoji. La película" (Tony Leondis, 2017), los responsables de "Se armó el belén" bastante tienen con cumplir la meta de entregar una película de factura simplificada en la que por contrato tiene que unirse con una línea la nube de tópicos que dará como resultado la enésima aventura protagonizada por animales cantarines.

Para aligerar el trabajo de los funcionarios que se encargan de la clasificación por edades, el guion de "Se armó el belén" se escribe dentro de unos márgenes primarios y unívocos de los que solo escapa con un requiebro en el que se sugiere la solución al enigma de Inmaculada Concepción.

Se armó el belén (2017)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios