Ferdinand (2017)

Ferdinand no es un toro como los demás. Mientras sus compañeros de especie se dedican a embestirse para medir su fiereza, él prefiere sentarse debajo de un árbol a oler las flores. No es un cobarde, simplemente es un pacifista que, a medida que va creciendo, se convierte en el más grande y fuerte de su manada. Su aspecto hace a los ganaderos pensar que también será el más bravo, de manera que lo capturan para entrenarlo y que participe en una corrida de toros. Pero Ferdinand tiene otros planes.

Valoración: 6,409.

FICHA

Título original: Ferdinand.
Director: Carlos Saldanha.
Guionistas: Robert L. Baird, Brad Copeland, Tim Federle.
Reparto: No hay actores (Animación).
Productores: Bruce Anderson, John Davis, Lori Forte, Lisa Marie Stetler.
Música: John Powell.
Fotografía: Renato Falcão.
Montaje: Harry Hitner.
País participante: Estados Unidos.
Año de producción: 2017.
Duración: 106 minutos.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Aventuras, Comedia, Infantil.
Estreno (España): 22 de diciembre de 2017.
Blu-ray (Venta): 25 de abril de 2018.
Distribuidora (España): 20th Century FOX España.
Espectadores (España): 1.648.782.
Recaudación (España): 9.241.957,87 €.
Visitas: 5.
Popularidad: 7 / 41.

COMENTARIO

La nueva película de Blue Sky Studios reflexiona acerca de uno de los debates animalistas que más preocupan en nuestro país, el de la tauromaquia. Lo hace de la mano del director Carlos Saldanha (Río, Ice Age. La Edad de Hielo). Después de que le confundan con una peligrosa bestia, Ferdinand es capturado y apartado de su hogar. Decidido a volver con su familia, se une a un equipo de inadaptados con los que vivirá una gran aventura. (Anuario Fotogramas 2018: Mariona Borrull).

CRÍTICA

22-12-2017 – JOSU EGUREN

Torito guapo

Con el futuro de la casa matriz de Ice Age, Río y Carlitos y Snoopy. La película de Peanuts (Steve Martino, 2015) amenazando tras la compra de Fox Entertainment por parte de The Walt Disney Company es posible que nos encontremos ante una de las últimas producciones gestadas por el equipo de Blue Sky Studios, un giro tan cruel como irónico que podría cerrarse con el estreno de esta segunda adaptación del cuento homónimo de Munro Leaf -la primera llegó a las pantallas en 1938 y anotó el séptimo Oscar consecutivo al mejor cortometraje animado en el palmarés infinito de Walt Disney-.

Rescatando la esencia del texto infantil para trasplantarle al meollo de una aventura muy similar a la de Chicken Run. Evasión en la granja (Peter Lord, Nick Park, 2000), Carlos Saldanha retoma la dinámica que mejor conoce: la de los personajes inadaptados insertos en una masa de secundarios con los que interactúa para definir su identidad. Alejándose de la excentricidad a la que invita el toro manso y amante de las flores, y obviando la crítica objetiva y directa a los horrores que produce el arte de la tauromaquia, Saldanha se concentra en dibujar situaciones cómicas que derivan del contraste entre los intereses y el volumen físico del protagonista. El resultado es una síntesis del humor de golpe y porrazo que funciona en la medida en la que no distraigamos la mirada de las formas que desbordan del primer plano para ocultar la rigidez y la sensación de vacío que producen unos fondos de papel pintado en digital. Es el peaje que tiene que pagar Ferdinand por medirse a un monstruo como Coco (Lee Unkrich, Adrian Molina, 2017), ante el que solo puede oponer carisma, humildad y una segunda fila de personajes corales que en ningún momento se ganan el derecho a protagonizar spin offs como los que han hecho famosa a la ardilla dientes de sable de Ice Age.

Cumplidora en lo técnico, pero sin fuerza ni fondo para deslumbrar la pupila del espectador, Ferdinand se hace querer tanto como ese Dumbo al que sabe que no puede aspirar.

Comentarios