Tan fuerte, tan cerca (2011)


El padre de Oskar (Thomas Horn) es uno de las miles de víctimas que perecen en el fatal atentado de 'al qaeda' contra las Torres Gemelas, en Nueva York, el 11 de septiembre de 2001. Este niño superdotado, de nueve años, es inventor, diseñador de joyas y un apasionado de la astrofísica que no llega a entender, en toda su dimensión, la muerte de su padre. Sin embargo, el fallecido ha dejado una misteriosa llave que le puede indicar a Oskar la razón de su presencia en el edificio aquel fatídico día.

Valoración: 6,662.

FICHA

Título original: Extremely Loud and Incredibly Close.
Director: Stephen Daldry.
Guionista: Eric Roth.
Reparto: Max Von Sydow, Sandra Bullock, James Gandolfini, Tom Hanks, Thomas Horn, John Goodman, Viola Davis, Jeffrey Wright, Zoe Caldwell, Hazelle Goodman, Stephen McKinley Henderson.
Productor: Scott Rudin.
Música: Alexandre Desplat.
Fotografía: Chris Menges.
Montaje: Claire Simpson.
País participante: Estados Unidos.
Año de producción: 2011.
Duración: 129 minutos.
Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 16 de marzo de 2012.
Blu-ray (Venta): 24 de julio de 2012.
Distribuidora (España): Warner Bros Pictures España.
Espectadores (España): 61.102.
Recaudación (España): 389.157,99 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 32 / 36.

COMENTARIO

Perpetuando su romance con la Academia, Stephen Daldry se coló de nuevo en la terna de finalistas al Oscar a la Mejor Película con este drama que adapta el best seller homónimo de Jonathan Safran Foer, y que narra las aventuras de un niño (Thomas Horn) que tras perder a su padre (Tom Hanks) en los atentados de las Torres Gemelas, recorre las calles de Nueva York buscándole un significado a la misteriosa llave que su padre dejó entre sus pertenencias. El veterano Max von Sydow optó por segunda vez en su vida al Oscar por sus papel en el film. (Anuario Fotogramas 2013: Gerard A. Cassadó).

CRÍTICA

19-03-2012 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Tan flojo, tan frágil

Los atentados terroristas del 11-S en Nueva York gravitan sobre este doloroso drama de la vida cotidiana, relacionado con la búsqueda del padre por parte de un chaval, donde el descubrimiento de una llave secreta también ocupa un lugar destacado en el desarrollo del filme. Es esta búsqueda, precisamente, lo que confiere carácter a Tan fuerte, tan cerca, conforme el misterio se va diluyendo de forma irremediable en las calles del barrio neoyorquino de Manhattan, hasta el decepcionante desenlace. No ha estado fino esta vez el otras veces inspirado cineasta británico Stephen Daldry, al que se debe una de las mejores películas de los últimos tiempos: Las horas (2002).

Pero las cosas que le suceden a ese chiquillo en pos de una razón para vivir no tienen la impronta de las búsquedas auténticas, reales, verosímiles, porque todo tiene un cariz tan superficial y lleno de buenas intenciones, que el resultado final no puede ser más descorazonador. Además, el papel del crío se alarga hasta la exasperación para que se luzca, sin que los esfuerzos del realizador sean suficientes para llevar a buen puerto el frágil argumento de la tragedia puesta en escena con más voluntad que acierto.

Así que lo poco reseñable de Tan fuerte, tan lejos es el estatus protagonista que se otorga a Tom Hanks y Sandra Bullock -aunque quien se luce de veras es el actor Max von Sydow-, dos estrellas de evidente relumbrón, así como la melancólica fotografía de Chris Menges (oscarizado por La Misión), aunque en más de una ocasión éste se desmanda para dedicarse a hacer virguerías con la luz. Pero es la escenografía empleada por Daldry la que no encuentra el tono adecuado a la narración, con una factura muy británica, el corte rápido para favorecer el dinamismo, las secuencias ágiles, proyectando hacia adelante la premisa argumental. En todo caso, se nota que Stephen Daldry trata la historia como un 'outsider' con pretensiones de juzgar una sociedad ajena, que no termina de querer y comprender.

Comentarios